Ir al contenido principal

Entradas

AutoMatías

Maravillándome a mí mismo Es decir, divirtiéndome Así encontré la tarde, sonriendo El verbo de la compañía, suceso La soledad, un monstruo al acecho
Temí Temía Te vi
Entiendo ahorita
Conocerte es acceder la enciclopedia Erudita de la música, estudiante psicológica La efectividad absoluta
Un auténtico ejemplar de musa
Que no están extintas
Ni siquiera se ocultan Ni es cuestión de guita
De la suerte, ella brilla en la punta De la mía, la que era trunca

Coincidencia
Le daré aventuras Mis dolencias junto a mi fortuna La confidencia profunda Horas de escucha  (lo cual me asombra
De forma automática )

Entradas recientes

Pobre Musa

La tarde tranquila le dio agallas Saco se las prendas, misterios, las tapas Mostro le los tajos mas cada puntada Lloro le al hombro llamándola amiga A puro coraje exhibió debilidad Mostro carne suave cortada, cosida Le dijo porqués, catástrofes, causas Quiero que me apuntales querida Suplico me abraces alma mía Distráeme con frases inteligentísimas Discúlpeme la sangre bella señorita
El pecho transparente es una morbosidad Necesito sencillamente me conozcas Humildemente confieso las fallas Yo sé que son muchas, a veces, espantan Mas la comprensión cuando es tuya, abriga, calma Calienta hasta la temperatura de la paz
En esta locura, la expansión y el ancla
Hoy soy quien abusa nuestra confianza con lagrimas La historia me acusa de ser mi mochila
Además de los tropiezos, la casualidad, el azar
Aun sin ser un viejo me arde evocar Otorgas, pues, alivio a los golpes de memoria Equivalizas mis sacrificios mediante las orejas
Sos el destino de las palabras del poeta 

Se llama Poesía

Las elecciones segregan Los oficios agremian Los gustos aglutinan El aburrimiento asesina Esta lirica salva Esta no mata Esta es la buena Flor de atorranta Fiel como perra Quien acaricia La traicionera Quien apremia Violenta Autentica Sangrada en tinta Llamadla bastarda Como todas mis hijas
Casi ninguna palabra. .

Casa de te

Yo pretendo la cascada Navegarte las cebollas Dejarte encantada Entregarte la polla Montarte la cama Saborearte la boca Repetirte lo perra Volverte loca Despojarte vergüenzas Permitirte que escojas Chasquearte carnes blandas Explorarte las costas Pronosticarte orinas Salpicarte la cara Preguntarte qué opinas Darte pura tarasca De la meseta a la cima Acelerarte a tu velocidad Acribillarte con caricias Otorgarte tus nalgadas Acusarte de pilla Castigarte hedonista Consecuencias orgásmicas
Finalmente un par de acabadas..

El camino

Primero lo evaluó luego te lo cuento en el cerebro Defino, entonces, como actúo, usando tu mirada como precio ¿Cuánto es mi anhelo? ¿Cuánto me arriesgo? Me enamoró tu cerebro tanto como tus senos En mi delirio te veo, te charlo, aprendo Es todo teórico hasta que te huelo, luego reacciono Respondo a tu estimulo como un energúmeno Te cojo del pelo, ¡canejo!, cual perro aúllo Te llamo paisana con mi tono de gaucho Te lanzo a la cara millones de besos Golosa atrapas dorando el destino Los labios se alargan a puntos utópicos Hacemos cascadas los mimos Alimentamos el morbo con chirlos Disfrutamos de darnos vestidos La experiencia, el viaje completo Cerca de la demencia, la salvaje pasión Dicho de tu lengua, la succión En mi cuaderno lo poético En este pecho el bum En los hechos el paraíso Solamente te pido a ti
Paseemos el resto del tiempo


Contenido

Suponga el caso que le diga Quisiera ver su rostro reacción Cuando el mensaje arriba Las neuronas haciendo conexión El efecto lo tiene la noticia El reflejo está en sus ojos Un dominó de adivinanzas Reacciones encadenadas a la voz La implosión si se lo piensa La capacidad de observación Exactitud en la concurrencia El misterioso factor humano Gozar el acto de la presencia Algo impreciso en el método científico La manzana en su mordida El destartalado del edificio Durante la muesca El manifiesto del deseo El presente con sus partidas simultaneas Un disparo de conversación La encrucijada en la curva ¡que lo parió! Si está escrito Para el conocedor del destino claridad Necesariamente para ser el tacto Lo auténtico tal como lo captas
No estas entendiendo, lo estoy explicando

Chasquido

La validez de la institución La solidez de los aplausos Las recompensas de la labor
Chasquido, látigo
El conocimiento como patrimonio económico La parte de marqués que lo hizo sádico La injusticia inherente al capitalismo
Chasquido, látigo
Su masoquismo; previsto y calculado El momento del giro más el agachado El suspenso previo exquisito
Chasquido, látigo
La riqueza del suelo Argentino La belleza del destino turístico Lo lejos que viaja el asado

Chasquido